CONSEJOS PARA REALIZAR UNA MUY BUENA CAMINATA

Si has decidido comenzar a tener una vida sana, y comenzar a realizar suaves caminatas para ir preparando y acostumbrando a tu cuerpo a realizar ejercicios, pues en este artículo te daremos algunos consejos y tips para que inicies una vida más saludable.

Si estas excedido de peso o sufres el riesgo de desarrollar alguna vez diabetes de tipo 2, es probable que el doctor ya te haya recomendado realizar caminatas y ejercicios diarios, y si no es así, pues es muy recomendable hacerlo.

Incluso si no sufres de ninguna enfermedad y si no estas en riesgo de sufrir alguna, igualmente es muy recomendable realizar actividades físicas para así mantener al cuerpo en muy buen estado.

Algunos consejos que puedes seguir al momento de iniciar las caminatas son:

  • CON LA FRENTE EN ALTO

Según algunos estudios, las caminatas solo serán efectivas si la persona que las está realizando tiene la postura correcta y sus movimientos son apropiados.

Debes concentrarte en mantener tu espina dorsal derecha. Tus orejas y hombros deben estar alineados con tu cadera y, además, tu cabeza debe encontrarse a la misma altura que tu cuello.

Incluso, podrías llegar a trabajar los músculos del abdomen al realizar pequeñas contracciones. Esto hará que tu espalda no se encorve y que así se llegue a provocar alguna lesión.

Una buena postura te alentará a caminar más, ya que el ejercicio resultará mucho menos problemático y cansado.

  • MUEVA ESOS BRAZOS

Sí, lógicamente serán los pies los que llevarán a cabo la caminata. Pero es importante saber que los brazos tienen un papel importante y fundamental en este ejercicio ya que sirven de guía y además le aportan un plus de energía, cada vez que se mueven.

Procura que los brazos guinden de forma natural al principio. Luego intenta balancearlos de adelante hacia atrás manteniendo los codos ligeramente doblados.

  • ACORTE SU PASO

Esta misma regla puede aplicarse en las piernas. Al momento de realizar tu caminata, si das pasos muy largos y poco firmes, puede que tu cuerpo rebote y esto puede llegar a provocar alguna lesión en las articulaciones de las rodillas, de los tobillos o incluso en la cadera.

Una solución a este problema es acortar el paso y al principio solo tratar de concentrarse en movimientos voluntarios en lugar de pensar en la velocidad o en la coordinación.

Un lugar perfecto y recomendado para realizar estas caminatas, es hacer el camino de Santiago.

 

 

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.