¿Cómo organizar el frigorífico?

Un correcto almacenamiento de los alimentos en el frigorífico siempre es la clave para que el electrodoméstico cumpla su función y, sobre todo, para que los alimentos se mantengan en buen estado el mayor tiempo posible.

 

Además, donde situemos los alimentos determina la conservación del alimento, por eso es tan importante saber cómo organizar la nevera y darle el máximo rendimiento posible. A continuación, te damos algunos consejos de cómo organizar el frigorífico para que la comida dure más.

Consejos de distribución para la comida

Como hemos dicho, mantener la comida dentro de la nevera en buen estado, no es fácil, son muchas las cosas que debes tener en cuenta. A continuación, te damos algunos tips:

Control de la temperatura

Siempre es bueno recordar que la nevera es recomendable tenerla entre los 3ºC y 5ºC, mientras que el congelador recomiendan tenerlo a -18ºC, siendo recomendable en verano bajarlo 2 grados más. Aún así, para mantener siempre la temperatura ideal, no hay que tener el frigorífico demasiado lleno y debemos abrir la puerta solamente cuando sea necesario y durante el menor tiempo posible.

 

Lo primero que debes de tener en cuenta es que hay que controlar bien la temperatura, ya que, si cambia, es posible que surjan los microbios. No puede pasar mucho tiempo desde que compras los alimentos hasta que los metes en la nevera, sobre todo si van al congelador, ya que rompen la cadena de frío.

 

Y, aunque esto suene demasiado obvio, nunca hay que meter alimentos calientes en el frigorífico, ya que esto aumenta el consumo de la nevera, generando más potencia para mantener la temperatura fría. Además, puedes estropear a los alimentos que haya alrededor.

Limpieza del frigorífico

Es muy importante mantener una higiene adecuada en la nevera y en el frigorífico, y es tarea obligatoria limpiarlos una vez al mes. Y es que, al mantener diferentes tipos de alimentos, es más fácil que se generen malos olores y se traspasen los sabores entre alimentos, por eso tan importante la higiene.

 

Otra cuestión que hay que tener en cuenta es el momento de limpiar nuestra nevera cuando se derrama algún líquido, ya que, si dejas pasar mucho tiempo, las bacterias se pueden desarrollar más rápido. Revisa una vez a la semana mínimo lo que tengas, y tira lo que se haya estropeado, revisando las fechas de caducidad.

Distribución de los alimentos

Como veníamos diciendo, es realmente importante que tengamos claro donde situaremos cada alimento, para así poder consumirlo en el mejor estado y que se conserve durante mucho más tiempo. Para esto también debemos tener en cuenta y saber cuáles son aquellos frigoríficos que conservan mejor los alimentos. Igualmente, a continuación, te enseñaremos donde debes situar cada alimento:

 

  • La zona más fría de la nevera es la parte de abajo, por lo que allí es donde deben guardarse los alimentos delicados como la carne o el pescado, que necesita más refrigeración.

 

  • En los cajones deberás situar las frutas y las verduras, cuya temperatura de conservación no debe bajar de los 0 grados. Además, lo que hace mucha gente es depositarlas directamente con la bolsa puesta, sin embargo, esto es algo realmente malo para las verduras, por eso, sácalas de la bolsa, ya que ahí se humedecen y se estropean antes.

 

  • En la parte media, que suele tener una temperatura entre 4 o 5 grados, van los alimentos que requieren menos frío, como los lácteos.

 

  • Pasamos ya a la parte de arriba de la nevera, que junto a la puerta, son las partes menos frías y en las que menos varía la temperatura. Es el lugar ideal para las mantequillas o las mermeladas, los huevos o los alimentos envasados.

 

Es importante tener en cuenta que algunos alimentos liberan un gas llamado etileno, que es inoloro, pero a la vez puede deteriorar alimentos cuando entran en contacto con él. Por ejemplo, las frutas pueden contener este tipo de gas, que pueden dañar las verduras, por eso recomiendan no ponerlas juntas.

 

En todo caso, una vez hayas sabido colocar cada alimento, el siguiente paso es saber los tiempos de conservación de la comida, y cuál es la vida útil de tu alimento, que ayudará a que no contraigas cualquier enfermedad que se puedan generar en el producto. Además, almacenarla es un asunto delicado, por eso es tan importante tener en cuenta los consejos anteriores y comprar electrodomésticos baratos  que mejor se adapten a tus necesidades.

 

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.