Principales aspectos que se deben gestionar con un sistema para desguaces

Todas las empresas hoy día requieren del apoyo de algún software para simplificar la respectiva gestión y por doquier podemos encontrar muchas aplicaciones, incluso algunas son gratuitas. No obstante, la pregunta es ¿se ajustan perfectamente a tu negocio?, si la respuesta es sí, fenomenal; pero si la respuesta es no, es mejor buscar algo que le aligere las cosas y no algo que le complique más la existencia.

Cada tipo de negocio tiene sus particularidades, aunque también se compartan muchas similitudes con cualquier otro sector de la economía. Sin embargo, lo ideal es trabajar con un sistema hecho a medida, es decir, que contemple los aspectos fundamentales que caracterizan a la empresa que dirija. En esta oportunidad estaremos analizando lo concerniente a la administración de un desguace.

Módulos indispensables para la gestión de los desguaces

Como sabemos los Centros Autorizados para el Tratamiento de Vehículos (CATV), mejor conocidos como desguaces, se encargan de comprar coches en desuso y extraer sus piezas, para luego poner en venta aquellas que cumplan con unos estándares apropiados de calidad y tiempo de vida útil. En función de ese proceso, un software de gestion desguace debería contener como mínimo:

  • Compra de vehículos: ya vimos que su materia prima es la adquisición de coches, por lo tanto, resulta fundamental que este tipo de transacción sea controlado por el sistema. Lo que se espera es tener un registro completo de la negociación de los automóviles con los vendedores en cuestión.
  • Control de estantería: tener todo organizado y precisado es clave para lograr una gestión eficiente; en consecuencia, no puede faltar el control del stock de las piezas que se tienen en el desguace, con su respectiva localización entre las diversas estanterías físicas.
  • Impresión de etiquetas: este es un valor agregado muy útil que ofrecen algunos programas, gracias a lo cual se pueden generar etiquetas únicas que identifiquen todo lo que se tiene en inventario, y que se relacione perfectamente con el control que se lleva por el sistema.
  • Facturación: es el plato fuerte de todo sistema administrativo, es un módulo imprescindible, que en este caso, debe estar ceñido a lo que tiene que ver con el control del almacén y con las ventas de los recambios.
  • Multi almacén: esta opción es apreciable para quienes poseen más de un establecimiento, ya que con un mismo software se podría controlar de una manera integral los diversos almacenes.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.